| 0 comentarios ]

Te enseño lo que se...
No sé cómo será en todos los casos pero sé que a muchos les cuesta el simple hecho de abandonar una vieja idea o la zona de conformidad para pasar a una nueva idea o dar lugar a una forma de ver las cosas que nunca antes había considerado.

Sé que, cuesta a veces en mayor y a veces en menor medida darse el tiempo y darse el permiso para considerar que lo que alguien nos propone va mas allá del puro interés y a veces por esa coraza que todos tenemos con respecto a nuestras propias vidas y a la posición defensiva que tomamos inmediatamente cuando alguien parece estar atacándonos por el solo hecho de opinar diferente nos hace sentir que debemos proteger todo lo que somos porque es un ataque o así por lo menos lo vivimos.

En mi caso personal aún hoy me cuesta muchísimo mantener la paciencia frente a determinados temas o escuchar a amigos un poco mas grandes opinar de una manera casi militar acerca de cómo debería o no ser el mundo con frases como “todos los …son unos …” o “esos merecen la pena de muerte” y pensamientos como eso que generalizan y etiqueten a las personas como si fuera que han sido producidos en serie y sin dar lugar a otras consideraciones.

El cambio de mentalidad cuesta.

Cuesta dejar de creer en algo como única verdad, cuesta alejarnos de lo conocido para ir hacia lo que realmente queremos conocer y hacer, cuesta más aún si estamos solos y probablemente nos cueste más si no le soltamos la mano a la chatés mental.

Todos los días veo y escucho a personas con las que es directamente imposible meter un bocadito de tu propia idea, no sé si alguna vez te topaste con ese tipo de personas a las que no les cabe ni un poquitín de nuevas ideas sobre nada…seguro te los topaste alguna vez.

Esas personas me recuerdan a mi bisabuela, yo tuve la suerte de conocerla. Mi bisabuela era una de esas señoras de antes que para todo lo que parecía una enfermedad ella tenía una “poción mágica” que todo lo curaba: el té. Una vez llegue bastante cansado a la casa de campo que tenía en Fontana (Formosa, Argentina) y le dije “abuela estoy medio cansado no me siento bien” y casi instantáneamente me preparo un té de no sé que hierva, y otra vez había llegado algo trasnochado y tampoco me sentía bien y de nuevo el te era la respuesta.

Mi bisabuela era una señora simple y de antes, que no creía mucho en la medicina moderna ni en las excusas modernas, para ella el té era la máxima expresión de todo lo que podía ser y la cura a todos los males.

Así como mi bisabuela, hay personas que no se con que tanta inocencia acogen en sus vidas ideas muy cerradas que la transforman en sus grandes respuestas. Hay personas que dicen ser víctimas de una eterna oportunidad perdida, otros que parecen frustrados frente a lo imposible y otros mas reticentes que no pueden ni van a dejar de lado su orgullo para dar paso a lo que podría finalmente ser la gran respuesta que han estado buscando por lo menos económicamente.

La tacita de té mental que muchos tienen en sus vidas se llena todos los días con un poco mas de ignorancia y no por dejar de conocer sino por negarse a conocer, que es otro tipo de ignorancia, pero ignorancia al fin. Es triste ver como esto se puede repetir casi calcado en una familia entera y sin conciencia de que pensar que alguien tiene limites sin haberlos probado es de por sí una limitación autoimpuesta.

A mí lo que más me jode, con perdón de la palabra, es ver que hay personas con talentos y capacidades que se ven desde lejos, que no hace falta que las demuestren sino que hace falta alguien que les diga que pueden lograrlo, me molesta el hecho de que el temor a estar mejor, a cambiar y a ser libres en todo el sentido de la palabra, sea mas poderoso que sus deseos y sus sueños.

A ellos les cuesta y siempre les va a costar por eso pienso que nosotros los de la era digital somos verdaderos privilegiados.

Las personas más grandes que escaparon a este tiempo o las personas que por otras circunstancias jamás van a tener acceso a la información y a las oportunidades que nos brinda internet como plataforma multimedia de negocios son verdaderos desdichados.

Pero más desdichado es aquel que teniendo semejante poder, porque para mí internet es como tener toda una tribuna alentando y escuchando a la vez, entonces teniendo este “poder”, es mas desdichado aquel que no lo usa por lo menos para decir su verdad o propagar una oportunidad.

Un cosa que probablemente nunca voy a entender es por qué la gente de la era digital aun no toma conciencia plena del poder que subyace tras un teclado y como cada semana hay un nuevo millonario 2.0, pero algo de lo que estoy seguro es que mientras busco una respuesta, no gracias, no quiero ninguna tacita de té.

0 comentarios :

Publicar un comentario

• Por favor no hagas Spam, trata de hacer una pregunta, dar una opinión o aportar algo de utilidad para todos los que lleguen a leer esta entrada.
• Todos los comentarios son moderados antes de su publicación.
• Puedes publicar links (pero evita cosas como: "hola, visita www.paginaX.com", eso es Spam)
• Sientete libre de comentar lo que quieras porque tu pregunta o aporte le puede servir a otros.
• El 50% de los nuevos multinivelistas fracasa, y sabes porque? Porque aunque entran sabiendo lo básico del negocio muchas veces NO PREGUNTAN esas pequeñas dudas que siempre han tenido y que despúes se convierten en GRANDES problemas.
Yo creo que la relación con el sponsor debe ser fluida mucho antes de entrar al negocio y mantenerse todo el tiempo, esa es la clave del exito en el network marketing, no lo crees? Vamos, comenta!:

Google+ Followers